Thursday, October 22, 2020

Oscar Galvis @oggalvis


El momento llegó. Tras varias interrupciones sobre el calendario original de la Conmebol, las eliminatorias rumbo al Mundial Catar 2022 inician con la doble tanda de octubre.


La Vinotinto, al mando del inédito técnico portugués José Peseiro se medirá a Colombia (9 de octubre, Barranquilla) y Paraguay (13 de octubre, Mérida). El calendario del premundial contempla otra doble fecha en noviembre, con el elenco criollo visitará a Brasil (12) y recibirá a Chile (cinco días después).

Repasemos de forma general tres aspectos del escenario de la selección criolla.

LO BUENO
La Vinotinto llega al duelo contando con el buen momento que atraviesan varios jugadores en sus respetivas ligas. La regularidad y protagonismo de Yangel Herrera (Granada, España), Darwin Machís (Granada, España), Mikel Villanueva (Santa Clara, Portugal), Yeferson Soteldo (Santos, Brasil), Jefferson Savarino (Atlético Mineiro, Brasil) o Roberto Rosales (Leganés), es un plus que hay que saber aprovechar.

Sin bien las eliminatorias son la competencia futbolística de mayor complejidad por su nivel, el impacto de estos jugadores sobre el juego de la Vinotinto no se puede menospreciar. Al menos cuatro de los citados son capaces de resolver partidos y momentos coyunturales adversos. Ya lo han demostrado. La disposición mental de los jugadores para poder sortear un proceso complicado y afectado por factores externos e internos es otro acicate que puede elevar la capacidad de respuesta en el par de compromisos.

LO MALO
Las ausencias sin duda agravan el panorama del grupo competitivo por Venezuela. Comenzando por la de Salomón Rondón, un jugador que viene marcando con regularidad en China y que da valor agregado en ataque por las herramientas que sumó a su perfil de delantero actuando en sistemas de juego conservadores (un solo ariete).

Las bajas en el llamado Vinotinto de 32 futbolistas impactan la zona media del esquema de juego, la que debe dar equilibrio en defensa ataque, restando hasta un posible integrante de ella. Y a eso se suma que dos de los centrales a ser titulares (Yordan Osorio/Jhon Chancellor) llegan con pocos minutos de acción.
Adicionalmente, será la primera vez que el DT portugués José Peseiro dirija en campo a los jugadores criollos desde que fue designado para el cargo en febrero pasado.

La selección no pudo realizar ningún módulo de trabajo para que entrenador y jugadores se pusieran en sintonía.


LO FEO
Todo el tema de la pandemia que afecta a la región suramericana echa un manto de sombra sobre el inicio del premundial. Originalmente previsto para marzo, movido a septiembre y que por fin arranca.
Todas esas interrupciones impactan a las 10 selecciones participantes.

El mismo hecho que se dispute en condiciones sanitarias complejas agrega otro nivel de mancha al premundial. Ningún futbolista o integrante de los cuerpos técnicos de las 10 selecciones están exentos de contagiarse al llegar a disputar el primer encuentro, al trasladarse para el segundo duelo o al aterrizar para ese compromiso que completa la doble fecha.

También hay que recordar todo el entrabado proceso de la Vinotinto al quedarse sin DT (renuncia de Rafael Dudamel) e iniciar otro para conseguir sustituto. A eso se añade la crisis institucional de la Federación Venezolana de Fútbol por la detención y posterior muerte de su último presidente.

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

TENDENCIA Y NOTICIAS

TAGS

Advertisement

img advertisement

Archivies

Social

Advertisement

img advertisement

RECENTPOPULARTAG