Saturday, October 24, 2020

Finalizamos el 2020 y empezamos a organizarnos para el 2021 despues de esta pandemia y ver cómo podemos ser mejor persona, mejor profesional, llevar mejor salud y crear nuevas metas.

por Adhir Uzcátegui* @adhiruzcateguioficial


¿Qué puedo hacer diferente para que esta vez pueda hacer cambios radicales y que perduren en el tiempo?

La frase a la que ustedes me han escuchado referirme en muchas ocasiones, “en lo que mantienes en tu mente, en eso te conviertes”, hace referencia a cómo creas tu realidad y la clave para que un diminuto detalle cambie todo tu entorno y logros.

Veamos a 100 personas de 25 años de edad que están dotados de todas las herramientas para triunfar. Todos tienen fe en el futuro, todos saben que van a ser exitosos, tienen todo lo que necesitan para triunfar, ¿qué pasa cuando estos 100 hombres llegan a los 65 años de edad? solamente uno habrá logrado riqueza, cuatro habrán llegado a un buen nivel económico, cinco estarán trabajando para mantenerse y 54 estarán sin recursos.

¿Porqué fallan tanto? ¿qué pasó con su fe? ¿sus esperanzas? ¿sus ilusiones? ¿porqué al cabo del tiempo se crean estas grandes diferencias entre el éxito de unos y los fracasos de otros?

Lo contrario de valor en nuestra sociedad hoy en día, no es la cobardía sino el conformismo. Muchos pensamos que nuestras vidas están moldeadas por las circunstancias.

Si un hombre trabaja hacia una meta predeterminada, si sabe lo que quiere, y sabe por dónde ir para alcanzar su ideal; ese hombre obtendrá el éxito.

Se ha puesto a considerar por qué hay personas que trabajan dura y honradamente toda su vida, sin lograr ningún triunfo que valga la pena; mientras que otras personas, sin tanto esfuerzo aparente lo logran todo. Con frecuencia se escuchan las frases, “todo lo que toca lo convierte en oro”, o bien “tiene un toque mágico”. ¿Se ha fijado que generalmente los que triunfan en una cosa, tienden a triunfar en otras? ¿Y así como aquellos que fallan en algo tienden a fracasar en todo?.

Nuestros pensamientos forjan nuestro destino
Hay tres cosas que mantenemos en nuestra mente, aunque la mayor parte del tiempo no somos conscientes de ello: Pensamientos, palabras e imágenes. Con ellas alimentas y programas tu cerebro, y tu cerebro a la vez, responde a estas programaciones, de manera que éstas definen cómo percibes y construyes la realidad de tu vida, creo pensar que todos hemos escuchado alguna vez todo esto, este no es el secreto, el secreto es cómo hacerlo todo el tiempo.

San Francisco de Asís dijo: “Ten cuidado con lo que piensas y dices porque puede ser la profecía de tu vida”. En el Bhagavad Gita, texto sagrado oriental, dice: “Vigila tus pensamientos, se convierten en palabras; vigila tus palabras, se convierten en acciones; vigila tus acciones, se convierten en tu destino”, estas dos frases, de sabiduría espiritual milenaria, hacen referencia al poder de los lenguajes de nuestro cerebro para crear realidades.

Winston Churchill, “tu creas tu propio universo conforme vas caminando”.

Albert Einstein, “La imaginación es todo. Es la vista preliminar de las atracciones de la vida por venir”.

W. Clement Stone, “Cualquier cosa que el hombre pueda concebir, puede lograrse”.

Bueno. Aparentemente está muy claro, ¿verdad? Lo increíble es que cada persona, que ha descubierto este principio, ha pensado por lo menos durante algún tiempo que ella fue la primera en descubrirlo.



¿Cómo es que opera este fenómeno? ¿Porqué nuestros pensamientos se convierten en realidad? Trataré de explicárselo de la mejor forma posible. Imagínese un campesino dueño de cierta extensión de tierra. La tierra está esperando que el campesino decida qué es lo que va a sembrar. A la tierra, como a la mente, no le importa la semilla que va a recibir, tan sólo se limita a hacerla germinar y producir; y a entregar al campesino el fruto.

Supongamos que el campesino tiene dos clases de semillas, una de maíz y otras de hierba mora, una especie mortalmente venenosa, toma unas y otras y las siembra. Cuida de regarlas y abonarlas. Y qué es lo que ocurre? Invariablemente la tierra le entregará por igual los frutos del maíz y de la hierba mora venenosa. Como dice La Biblia, “Así como sembráis, así cosecharéis”.

Pues bien, la mente humana trabaja exactamente igual que la tierra; sólo que es mucho más fértil. Mucho más pródiga y misteriosa. Siempre está dispuesta a recibir las semillas del éxito, así como las semillas del fracaso. Siempre hace germinar lo mismo. La idea sana y constructiva que la confusa y destructiva.

Podríamos llamar a la mente humana el último continente inexplorado de la tierra; que contiene riquezas mucho mayores que las que hemos acariciado en nuestros sueños más ambiciosos. Depende de lo que queramos plantar, eso cosecharemos. Así que decida ahora que es lo que quiere. Plante su meta en su mente. Esta es la decisión más importante que tomará en toda su vida. Todo lo que tiene que hacer es plantar esa semilla en su mente, cuidarla y laborar en la consecución de su meta y esta se convertirá en realidad.

Esto es la diferencia entre el éxito y el fracaso. Los pensamientos, palabras e imágenes están conectados entre sí en nuestro cerebro y se expresan en la autocharla que es una forma de conversación constante que mantienes contigo mismo. La autocharla afecta tus estados de ánimo. Las depresiones, la ira, los miedos, las cargas emocionales negativas están conectadas con algunas formas de autocharla negativa, especialmente, la autoconversación autoderrotista, que te hace sentir incapaz, y la catastrofización, que te lleva a magnificar todo lo malo que pasa.

El hecho de que seas inconsciente de ella hace que no te des cuenta de cómo estás creando la realidad de tu vida. Cuando empiezas a estar más consciente de cómo te hablas a ti mismo, las cosas negativas que suenan en tu mente, los “videos” que creas de lo peor que puede pasar y los pensamientos angustiantes, puedes trabajar con ellos y transformarlos. Los pensamientos que van y vienen no son los que te afectan, son aquellos que mantienes, los que tienen impacto y distorsionan la manera cómo te relacionas con tu entorno.

¿Cómo comenzar?
Primero. Debe entender emocionalmente al igual que con su intelecto que literalmente nuestros pensamientos forjan nuestro destino. Que debemos controlar nuestros pensamientos si vamos a controlar nuestro destino, nuestras vidas. Es entender plenamente que “así como sembráis, así cosecharéis”.

Segundo. Eliminar todos los grilletes de la mente y permitirle a ésta volar en alto tal cual fue su diseño divino. Es darse cuenta de que sus limitaciones se las impone usted mismo y que las oportunidades que tiene hoy son mucho mayores de lo que se pueda imaginar. Es sobrepasar la miopía de la mezquindad y el prejuicio.

Tercero. Es usar toda su fuerza y todo su valor para esforzarse en pensar de manera positiva acerca de sus propios problemas. Fijarse una meta bien definida, concreta y clara, y dejar que su maravillosa mente piense en su meta desde todo ángulo posible. Dejar que la imaginación especule libremente acerca de las muchas posibles soluciones distintas. Negarse a creer que exista alguna circunstancia lo suficientemente fuerte para descarrilar la consecución de su propósito. Actuar rápida y contundentemente cuando su curso es claro, y continuar con la certeza de que usted está ahora en este mismo momento en medio de su propia mina de diamantes.

Y cuarto. Ahorre cuanto menos el 10% de todo lo que gane. También es recordar que no importa cual sea su ocupación en el presente. Tiene enormes posibilidades siempre y cuando esté dispuesto a pagar el precio. A tener siempre presente estos cuatro puntos.
1.  Realmente sus pensamientos van a forjar su destino.
2. Recuerde la palabra imaginación; y deje que su mente comience a volar.
3. Concéntrese con audacia en su meta todos los días
4. Ahorre el 10 % de sus ingresos

Envíame un DM para que seas parte de los seminarios gratuitos que impartimos continuamente en esta área. Ponte una meta por los próximos 30 días que tu mente sólo pensará en lograrlo, si fallas… sólo vuelve a empezar, “El viaje de mil leguas, empieza con un paso”.

¡Felices ventas!

* Si desea puede escribir al autor de este artículo al instagram: @adhiruzcateguioficial

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

TENDENCIA Y NOTICIAS

TAGS

Advertisement

img advertisement

Archivies

Social

Advertisement

img advertisement

RECENTPOPULARTAG