Saturday, October 24, 2020
Escrito por @erika360oficial

“Una Chica Buena conoce sus límites,

una Mujer Inteligente sabe que no tiene ninguno”

Marilin Moroe

¿Te has puesto a pensar si en eso de la igualdad de géneros, se nos han pasado los límites, y nos hemos olvidado de nuestra verdadera esencia de ser mujer? o …

Si en eso de ser una Niña Buena, como nos enseñaron, ¿se nos han olvidados nuestros sueños?

¿Dónde está ese equilibrio? ¿Dónde está esa línea fina, entre lo que debe ser y lo que quiero?

  • Mi pasión es ayudar a mujeres a “Vivir más” conectadas con su poder personal. Trabajo con mujeres, no por ser feminista, sino porque soy mujer, y en la medida que he andado este camino, me ratifico la gran necesidad que tenemos las mujeres de apoyarnos, de reconocernos, hacer crecer nuestra autoestima y nuestro valor.

Durante años nos hicieron creer que si éramos chicas buenas y conocíamos nuestros límites, llegaríamos muy lejos en nuestro destino. Conseguiríamos un buen marido y tendríamos la vida perfecta, aunque ser una niña buena significase olvidarte de tus sueños y pensamientos. Aquí te dejo 4 mensajes, que te pueden dar una perspectiva distinta, entre blanco y negro. Son reflexiones, que te pueden ayudar como mujer a valorarte, y al mismo tiempo dar el justo valor a nuestras relaciones con los demás.

Ni víctimas, ni verdugos: Esa postura de pensar que todos los hombres son iguales, o que ellos son nuestros verdugos y nosotros las víctimas, nos quita poder. No nos deja relacionarnos de manera complementaria, con nuestra otra mitad, con nuestra energía masculina, que al fin y al cabo, está también presente en nosotras. Incluso, hasta biológicamente, tenemos cargas de hormonas masculinas, sólo que en una proporción menor. Es importante reconciliarte con las figuras masculinas de tu vida, haz las paces con ellas, perdona y libérate. Ellos son, han sido, y serán, una vía para tu crecimiento como mujer, cumplen un rol importante y de complemento en nuestras vidas. Al no reconciliarte con esa figura masculina, podrías considerarlas inservibles y muchas veces tender a asumir energías muy dominantes, de mucha acción y decisión, dejando a un lado nuestra esencia creadora de mujer, que nos lleva a generar espacios de posibilidades distintas.

Igualdad no, particularidad si: Tampoco estoy hablando de igualdad, creo que ese termino también ha sido malinterpretado. Nuestras activistas han luchado por que nos traten con dignidad y valor, no para que seamos igual que los hombres. Yo creo que es más poderoso hablar de valor y apreciación, porque al fin y al cabo, las mujeres y los hombres son diferentes y esa naturaleza es fáctica. Creo que es un error quitarle a la mujer esas características únicas que la hacen especial, es más estoy convencida de que esa mirada de igualdad, es la que está acabando con muchos matrimonios y familias hoy en día. Incluso va en contra de la autoestima de la mujer, porque al pensar de esa manera, en el fondo estamos diciendo que la naturaleza del hombre es mejor y por eso tenemos que ser iguales a ellos.

Para Seguirla:

Aceptación en lugar de negación: La belleza de la fragilidad y la necesidad de protección Vs. La indomable fortaleza espiritual que caracteriza a la mujer, es lo que lo que nos hace únicas, es lo que nos hace ser incondicionalmente amorosas y tiernas, y al mismo tiempo ser capaces de pasar una tempestad y rescatar a todos de la tragedia. Negar esta naturaleza diciendo con cierta ira que no necesitamos a ningún hombre, es lo que nos puede hacer sentir como que estamos viviendo en una piel prestada. En el fondo, todas soñamos con alguien que nos proteja. Ese fue el papel de nuestro padre, que presente o ausente, es una figura de importancia en la vida de cualquier mujer. Por eso el primer punto que refiero de reconciliarte con esa figura es tan crucial en tu proceso de sanar como mujer.

De bella a feliz. Sabias que los estudios revelan que el 95% de las mujeres no cumplen con los estándares de belleza de la sociedad. Estos estándares nos han inculcado el ser perfectamente bellas. Si un hombre es gordito o calvo, no importa, es hasta atractivo. En su lugar, nosotras las mujeres estamos en una constante lucha porque la que está al lado tiene un cuerpo mas perfecto, se viste mejor, es más exitosa y pare usted de contar. Si entendemos que ya somos perfectas como somos, si nos amamos y nos aceptamos tal cual como somos, lo demás viene solo. No estoy diciendo que si tienes sobre peso o no estas conforme con lo que ahora ves, no luches por lo que quieres, sólo te ratifico que la mejor medicina para el cambio, comienza por aceptarte a ti misma, allí es donde comienza el amor propio, allí es donde tu poder ilimitado tiene sus bases.

Cultivar tu mundo interior es el mejor estilo de vida, amarte a ti misma, amar tu cuerpo, tus pensamientos, tus sueños y tu ideas son el mejor inicio de crear la vida “jugosa” que tu quieres. Sé exitosa, implica tener éxito en tu mundo interior, ser exitosa implica sentirte realizada y aceptada por ti misma y por el mundo que te rodea.

¿No crees? 😉

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

TENDENCIA Y NOTICIAS

TAGS

Advertisement

img advertisement

Archivies

Social

Advertisement

img advertisement

RECENTPOPULARTAG