Thursday, October 22, 2020

Ella se encontraba en un estado inerte. Catatónico por así decir. El año 2020 no había sido el mejor del
mundo, una pandemia sacudió el universo de los mortales en esta tierra. Sin embargo, para Ella ha sido espectacular en todo sentido. ¿Paradójico? Sí, como siempre ha sido su vida. El santuario estaba listo y preparado para recibir los embates de la plaga que cambió todos los esquemas. Al principio no le prestó mucha atención, era algo pasando al otro lado del mundo y su vida ya estaba medio complicada de por sí. Ella todavía recuerda ese fatídico día cuando El Indicado siempre atento a los últimos
acontecimientos le trajo la mala noticia. Ella que siempre anda despistada ni idea tenia de lo que El Indicado decía y cambió el tema a cosas más ligeras. Sentido Común apareció en la estancia y le dijo al
oído “presta atención, vienen tiempos muy difíciles”. Ella no sabía qué hacer, buscó a Soledad su fiel compañera por los últimos tres años y no la encontró por ningún lado. Paz y Tranquilidad le informaron
que ésta se había mudado a otro lugar. Ella se quedó pensativa por un breve momento. Miedo y Terror se habían ido también. Miró a su alrededor y escuchó ruido, risas, sonidos, algo que hacía mucho tiempo
no sentía. El Universo le dio lo que Ella anhelaba y necesitaba en ese momento.

Alegría, Amor, Estabilidad Emocional, Paz y Tranquilidad eran residentes permanentes en el santuario.
Sin embargo, por alguna razón que Ella no podía explicar se la pasaba de manos sudadas con Depresión
y Melancolía. Ella tiene todo lo que necesita y más de lo que alguna vez pudo soñar. Este día en particular se fue de paseo con Nostalgia a los rincones ocultos de su memoria. Ella es metódica y
ritualista por lo cual decidió tomar un baño de burbujas para aclarar las ideas. Dicen que el agua limpia y purifica lo que le pareció excelente dadas las circunstancias.
Han pasado muchas lunas desde el inicio de la plaga, Ella comparte su vida con El Indicado, Alma Noble y
La Niña. No son ellos en ninguna manera sustitutos para sus dos grandes amores, sus hijos del alma y del
corazón, sino añadidura para complementar su caminar por esta tierra. Hay muchas anécdotas que contar al respecto, ya llegaran en el momento preciso, nunca antes, nunca después.
Ella se sumergió en el agua caliente, olorosa a menta, lavanda y otras yerbas aromáticas. Cerró los ojos y dejó que el agua tapara sus oídos. Mientras, escuchaba música que creía olvidada, como si todo
confabulara para hacer un recuento de lo que ha pasado hasta el momento. Depresión luchaba por meterse al agua mientras Melancolía amenazaba con derramar unas cuantas lágrimas. Ella casi sucumbe
a la presión de ambas pensando en tonterías, llevaba días en los cuales no se sentía atractiva. La pandemia saca lo peor de cada quien. Si encima le sumamos que su cabellera anda más salvaje que nunca y que su rostro sin una gota de maquillaje luce cansado, exhausto tenemos el caos perfecto. Al
asomo de la primera lágrima escucha la letra que decía “Estás dura, yo te doy un veinte de diez”. Ella se sobresaltó cuando escuchó una carcajada llena de alegría y a todo pulmón. Miró para todos lados y
descubrió que el sonido diáfano y lleno de gozo salía de su garganta. Depresión y Melancolía salieron despavoridas, no hay nada que las asuste más que una boca llena de risas.

De ahí en adelante el panorama cambio, Ella se relajó mientras seguía escuchando “Ombra mai fu, di vegetabile, cara ed amabile, soave più” Nunca hubo sombra de árbol más querida y más suave. Al mirar
por la ventana abierta lo vió al árbol, alto, frondoso, todavía verde sin los indicios de otoño, cantando una melodía orquestada por unas campanillas de viento con el sobrenombre de canto del ángel
instaladas por El Indicado en uno de sus impulsos amorosos para complacerla. Memoria recitó una poesía escrita hace mucho tiempo atrás por El que no fue, no es, ni será. Ella no le dio mayor importancia al asunto y comprendio que es historia muerta y olvidada enterrada para siempre con los fantasmas del pasado sin ánimo de resucitarlo.
Su cuerpo empezaba a tiritar de frio, es tiempo de regresar a la realidad. Mientras se secaba, meditó en las letras de la última canción “Keep walking, soldier keep moving on”, Sigue caminando soldado, sigue
moviéndote. Sabiduría llegó en ese momento y le dice “Ahí está tu respuesta, me complace verte de regreso a la lucha”. Ella miró de pronto sus uñas que le mostraban el diseño de una mariposa.
Comprendió que estuvo en crisálida, y hoy desplegaba sus alas llenas de colores. “Chrysos”, que en la mitología griega significa el dios del oro. Había sido puesta al fuego y salió refinada y reluciente cambiando su estado de larva emocional hasta alcanzar la evolución de pensamiento. Ella esbozó una gran sonrisa, bajó en volandas hasta la estancia donde lo primero que vio fue el rostro amoroso de EI indicado esperándola para cenar. Todo va a estar bien.


Marchando siempre marchando.

marisharotger@gmail.com

0 Comments

Leave a Comment

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

TENDENCIA Y NOTICIAS

TAGS

Advertisement

img advertisement

Archivies

Social

Advertisement

img advertisement

RECENTPOPULARTAG