Wednesday, November 21, 2018
Banner Top
The hollow pedestal is replica watches uk automatically treated by a frosted process, and the splint and the main splint are sandblasted to decorate the laser pattern. Inertial fine-tuning balance Balances the sides of the replica watches balance wheel with a solid cross-sleeve and is uk replica watches equipped with a non-magnetic silicon hairspring. The structure of the movement is replica rolex cleverly designed to ensure reliability, durability and durability. This movement was awarded the Observatory's accreditation by the Swiss Precision Time Test Centre. Its power reserve is up to 70 hours.

Unas 259 personas han fallecido entre 2011 y 2017en busca de la foto perfecta. Lo confirma un estudio llevado a cabo por investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, quienes incluso recomiendan crear “zonas prohibidas para selfies” en los lugares más peligrosos del planeta para estas prácticas, como cumbres de montañas, rascacielos o lagos.

No en vano, en estos sitios se produjeron muchas de las muertes reflejadas en el informe. Desde el Gran Cañón del Colorado a un volcán en erupción, las vías de un tren, la torre más alta de Kuala Lumpur o el Púlpito, el mirador más espectacular y peligroso de Noruega, en el que ya han fallecido varias personas, entre ellas un joven español que se precipitó al vacío para inmortalizar las vistas en 2013.

Las caídas mortales son algunas de las consecuencias de estas prácticas, a las que también se suman ahogamientos y accidentes de tránsito con resultados fatales. El fallecimiento por ataques de animales, el morir electrocutado, quemado o herido por armas de fuego también aparece con frecuencia en informes de todo el mundo.

Sin embargo, el informe asegura que el número real de decesos puede ser mucho mayor, ya que no se suele registrar como causa el intentar tomar una fotografía. “Se estima que las muertes por selfie no se reportan lo suficiente y se trata de un problema que debe ser tratado”, apunta el estudio, que también señala que muchas veces la causa que aparece es la de un accidente.

Los hallazgos, que analizaron hechos noticiosos de las 259 muertes relacionadas con selfies desde octubre de 2011 hasta noviembre de 2017, se publicaron en la edición de julio y agosto del Journal of Family Medicine and Primary Care.

“Las muertes por selfie se han convertido en un importante problema de salud pública” dijo a The Washington Post el autor principal del estudio, Agam Bansal.

Aunque el estudio encontró que India tiene el mayor número de muertes de todos los países,numerosos informes de incidentes de selfies fatales también provienen de Rusia, Estados Unidos y Pakistán. Bansal señaló que si bien el simple hecho de tomarse una selfie no es mortal, el peligro surge cuando las personas se arriesgan mientras intentan obtener la toma perfecta.

“Si solo estás de pie, simplemente tomándote una foto con una celebridad o algo así, no es perjudicial”, apuntó. “Pero si esa selfie está acompañada de un comportamiento arriesgado, eso es lo que hace que las selfies sean peligrosas”.

“Lo que más me preocupa es que es una causa prevenible de muerte”, comentó Bansal. “Tomar un peaje tan caro porque quieres una selfie perfecta, porque tendrás muchos ‘me gusta’, acciones en Facebook, Twitter u otras redes sociales… no creo que valga la pena comprometer una vida por tal cosa”.

Bansal agregó que también le preocupaba la cantidad de muertes relacionadas con las selfies que involucraban a los jóvenes. Más del 85 por ciento de las víctimas tenían entre diez y 30 años de edad.

“Forman el futuro de una nación. Ni siquiera se han dado cuaneta de cuáles son sus objetivos. Ni siquiera están seguros de lo que quieren hacer. Solo son principiantes en sus vidas”, agrega.

Solo en 2018, ya ha habido varias muertes relacionadas con las selfies. En mayo, un hombre en la India intentó tomarse una de estas fotos con un oso herido y el individuo acabó mutilado, de acuerdo a un artículo de The Independent.

Durante septiembre, dos personas murieron en Estados Unidos en casos separados que también involucraban selfies.

El 5 de septiembre, una excursionista de 18 años de Jerusalén murió luego de caer a más de 240 metros de un acantilado en el Parque Nacional Yosemite, según ABC News. El diario Times of Israelinformó que su madre había confirmado que estuvo tratando de tomarse una selfie al borde de Nevada Fall, una popular cascada del parque, cuando se cayó.

Aproximadamente dos semanas después, una mujer de California de 32 años tuvo un destino similar mientras caminaba en Pictured Rocks National Lakeshore en Michigan cuando resbaló y cayó fatalmente después de detenerse en el borde de un acantilado de 60 metros para tomarse algunas selfies.

Mohit Jain, un cirujano ortopédico que no participó en el estudio pero que ha investigado sobre muertes de selfies, describrió el trabajo de Banal y sus colegas Chandan Garg y Abhijit Pakhare como”realmente necesario” para “informar a las personas que pueden morir mientras se toman una selfie”.

Jain publicó su propio estudio el año pasado sobre la mortalidad relacionada con selfies en el International Journal of Injury Control and Safety Promotion. “A veces los ojos no ven si tu mente no sabe”.

La investigación de Jain encontró que, desde 2014 hasta mediados de 2016, 75 personas murieron al intentar tomarse selfies.

“Es como un desastre hecho por el hombre. No es un desastre natural”, advirtió a The Washington Post.

Los esfuerzos para disuadir a las personas de tomarse selfies peligrosos ya se han intentado en varios países, incluidos India, Rusia e Indonesia.

Hace tres años, Rusia lanzó una campaña “Safe Selfie” o Selfie seguro, que incluía el eslogan: “Incluso un millón de likes en las redes sociales no valen su vida y su bienestar”. También de distribuyó un gráfico informativo con íconos de “ideas de malas selfies”, destacando figuras que posan en los postes de energía mientras sostienen los teléfonos.

En 2016, Mumbai declaró 16 “zonas prohibidas para selfies” en toda la ciudad tras una serie de muertes relacionadas con este tipo de fotos, según informó The Guardian. A principios de este año, un parque nacional en Indonesia anunció que trabajaría para crear un lugar seguro para las fotos después de que un excursionista muriera tras tomarse una selfie, según el Jakarta Post.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment