Tuesday, November 20, 2018
Banner Top
The hollow pedestal is replica watches uk automatically treated by a frosted process, and the splint and the main splint are sandblasted to decorate the laser pattern. Inertial fine-tuning balance Balances the sides of the replica watches balance wheel with a solid cross-sleeve and is uk replica watches equipped with a non-magnetic silicon hairspring. The structure of the movement is replica rolex cleverly designed to ensure reliability, durability and durability. This movement was awarded the Observatory's accreditation by the Swiss Precision Time Test Centre. Its power reserve is up to 70 hours.

 

Soledad lleva días donde no hace nada más que importunar quejándose irónicamente de que se siente sola. Ella ya no se la aguanta y para acallar el constante canto melancólico decide sacarla de la casa. En la ciudad donde Ella vive hay un teatro muy antiguo, construido en el 1920, estilo español e italiano. Es un lugar majestuoso lleno de acentos dorados y donde el color rojo, como la pasión que Ella tiene en su corazón predomina. Los eventos en el lugar abundan, no es mucho lo que ocurre en esta parte del mundo y hay que aprovechar cualquier oportunidad para relajarse. A Ella le fascina el lugar. Se transporta a otros tiempos y espacios donde recuerda momentos felices muy llenos de amor. La cartelera anuncia un grupo de música popular muy famoso en la década donde pasaron tantas cosas que cambiaron el mundo entero y su perspectiva de la vida. El primer transporte espacial, el final de la guerra fría, la caída del muro de Berlín, la primera computadora personal salióal mercado, el desastre de Chernobyl, la guerra de Irán e Iraq entre otras cosas. Memoria le trae a colación lo que Ella recuerda con mucho cariño de esa época, la música. Ella siempre la ha utilizado para calmar su espíritu y alimentar su alma y estos tiempos no fueron la excepción. Fueron momentos gratos donde ocurrieron cambios radicales que determinaron el futuro musical de lo que conocemos hoy día. Los vídeos musicales, los grandes artistas, los cabellos alborotados, los colores estridentes, las perlas, los encajes, pero sobre todo el vigor y lozanía de la juventud. Usualmente Ella compra dos boletos cuando asiste a un evento sin saber quién será su acompañante. Oportunidad y Azar le sugirieron la idea, de ese modo Soledad se queda tranquila y Ella disfruta de una buena conversación con cualquiera dispuesto a escucharla. Esta vez no pudo comprar el segundo boleto, decidió ir al concierto así de la nada cuando Espontaneidad le preguntó porque se quedaba en el santuario encerrada todo un fin de semana. Temor y Ansiedad levantaron voz de protesta; “¿Cómo se le ocurre?,¿Qué va a decir la gente ?, te vas a ver ridícula, etcétera, etcétera. Valentía y Aventura estaban más que puestas y desestimaron los alegatos de las anteriores sin mucho esfuerzo. Llegó el gran día, Ella se fue con Vanidad y Coquetería a mimarse un poco; cabello, uñas, relajación total. Ella escogió un atuendo propio de la época, pero suficientemente moderno para no llamar la atención sin necesidad. Ella se sentía hermosa, regia y con la auto-estima por las nubes. El lugar estaba repleto y Alegría se paseaba entre los mortales. El ambiente invitaba a la camaradería y todos estaban con ánimo de fiesta. Ella absorbía extasiada tanta energía que llenaba su corazón y elevaba su alma. Muchos la miraban con curiosidad y admiración. Todos le ofrecían una sonrisa e iniciaban conversación lo que la hizo sentir parte de ese gran conglomerado de personas. Soledad saltaba de gusto y no podía esperar a escuchar el concierto. El Universo siempre confabula a su favor y esta vez no fue la excepción. Cuando Ella vió el lugar designado esbozó una enorme sonrisa. Asiento privilegiado pegado a la pared donde pasaba desapercibida flanqueada por dos amigas por conocer que tenían la misma intención de divertirse sin parar. La gente reía, hablaba a borbotones y esperaban ansiosos al grupo musical. Ella observaba atentamente el gentío, todos eran de una edad donde ya la juventud es meramente una sombra tenue, Ella incluida. Sin embargo, mirando a lo profundo de los corazones Ella pudo ver un grupo de jóvenes deseosos de disfrutar la vida como si no existiera un mañana, ni responsabilidades, carreras, legalismos, normas y leyes. El tiempo se detuvo y eran todos libres y felices. Se apagaron las luces y el grupo salió causando furor entre los asistentes. Ella gritaba desaforada y emocionada. Sus nuevas amigas la incitaban a bailar. Timidez declinó amablemente, pero Euforia la agarró de la mano y la invitó a bailar. Ella se sentía volar dando rienda suelta a su pasión por el baile. Por un breve momento recordó a Él que no fue, no es, ni será.

 

 

Una de las canciones, aquella que dice no puedo controlar este sentimiento amenazaba con entristecer su noche. No ayudaba el hecho de que Alguien sentado cerca de Ella le recordaba físicamente a Él que no fue, no es, ni será. Egoísmo y Amor Propio se acercaron enojados para decirle que esa era su noche y que era su deber disfrutarla. Ella acomodó su cabello coquetamente, se quitó el saco y dio rienda suelta a manifestar todas sus emociones a través del baile. Por fin, Ella es libre. Entendió que no necesita a nadie para ser feliz, que el primer amor debe ser para ella misma, que nadie puede dar lo que no tiene, ¿si Ella no se ama como pretende ofrecer amor a alguien más?, que el amor se ofrece a raudales a todos sin importar qué lugar ocupan en su vida. Y sobre todo que hay gente suficiente que la quiere bien, siempre han estado ahí para Ella, especialmente su amado YHWH que nunca la ha dejado y confabula con el universo a diario para darle una vida llena de paz que sobrepasa todo entendimiento. Agradecimiento lloraba de emoción y Ella lo abrazó con cariño. La música se detuvo, las luces se encendieron. Ella se levantó ufana y erguida perdiéndose en la oscuridad de la noche. Esperanza y Expectación iluminaban el camino. Ella los siguió complacida, marchando, siempre marchando.

marisha.rotger@gmail.com

Marisha Rotger: Cale

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment