Wednesday, November 21, 2018
Banner Top
The hollow pedestal is replica watches uk automatically treated by a frosted process, and the splint and the main splint are sandblasted to decorate the laser pattern. Inertial fine-tuning balance Balances the sides of the replica watches balance wheel with a solid cross-sleeve and is uk replica watches equipped with a non-magnetic silicon hairspring. The structure of the movement is replica rolex cleverly designed to ensure reliability, durability and durability. This movement was awarded the Observatory's accreditation by the Swiss Precision Time Test Centre. Its power reserve is up to 70 hours.

 

 

Has sentido alguna vez en la vida que has tenido disonancia entre tus sueños y la realidad?

¿Has llegado al punto de encontrarte en un callejón sin salida?

¿Has culpado a otros por lo que te ocurre?

¿Has creído que el éxito está diseñado para unos pocos?

En los artículos que estaré escribiendo para ustedes les daré respuesta a estas interrogantes.

Empecemos por definir qué es el Coaching y cuál es el rol de un Coach

El coaching es una disciplina que centra su acción en trabajar con el presente de la persona y llevarlo a su futuro deseado. El Coach es un profesional con conocimientos y herramientas para acompañar al cliente a pasar de una situación presente no deseada a un futuro deseado a través del autodescubrimiento de su ser y del uso de sus propios recursos.

El conocerse a sí mismo es el punto de partida del proceso de coaching, los clientes sean personas, grupos, empresas, requieren saber exactamente cuál es la situación presente y necesitan definir cuál es el objetivo-resultado que desean alcanzar. Aparentemente esto es fácil, sin embargo esa es la principal razón por la que la gente quiere coaching.

El coach no es un mago, no brinda recetas ni respuestas, a diferencia de los psicólogos, los terapeutas, los consultores, el coach parte del presente del cliente y lo conduce a un viaje de autodescubrimiento donde es capaz de encontrar sus propias soluciones, se trata de un proceso donde el cliente es el responsable del problema y de su solución.

Desde el 470 AC, el filósofo Sócrates quien se le reconoce como el primer aportador al coaching, andaba por las plazas y parques de Atenaspracticando este método que lo bautizó como la mayéutica o arte de parir ideas mediante preguntas. Sócrates decía que las preguntas eran los faros que guiaban a la búsqueda de la verdad.

Es por ello que en el coaching una de las herramientas claves para que el cliente encuentre las respuestas son las preguntas poderosas, ellas permiten indagar y escudriñar hasta lo más profundo del ser, y por ende facilita que este pueda tomar las mejor decisión.

Disonancia entre los sueños y la realidad

Para nadie es un secreto que todas las personas han experimentado alguna vez una disonancia entre sus sueños y la realidad, eso es parte del proceso natural de la vida.  Los seres humanos soñamos constantemente y la mayoría de las veces esos sueños no se hacen realidad, entonces se sienten frustrados, desmotivados, pesimistas, tristes y paralizados.

El asunto es que los sueños son necesarios porque nos permiten visualizar lo que deseamos, nos permiten adelantarnos, muchas veces hasta los vivimos, nos dan energía, nos motivan. Sin embargo, el sueño solo no es suficiente, para que ellos se hagan realidad hay que concretarlos, aterrizarlos.  No basta con decir yo quiero tener una casa propia, necesitamos saber cómo lo vamos a hacer, cuándo lo vamos a hacer, en qué lugar la queremos, con quién vamos a contar para ello y cuánto costará tenerla. Cuando somos capaces de responder estas preguntas entonces habremos elaborado nuestra meta y sabremos qué hacer para hacerla realidad.

Y esto es lo que las personas no saben hacer y es por eso que necesitan el apoyo de un coach.

Has llegado al punto de encontrarte en un callejón sin salida.

Todos en algún momento de la vida hemos estado o sentido estar ante un callejón sin salida, ya sea porque perdimos a un ser querido, porque hemos fracasado en el matrimonio, porque no tenemos dinero para pagar los gastos y deudas, porque no hemos ingresado en la universidad, porque hemos perdido un gran trabajo, porque hemos emigrado dejando atrás el país donde nacimos, amigos y bienes.

Ciertamente todos estos ejemplos son situaciones muy dolorosas por las que necesariamente tenemos que transitar. Recordemos que la vida es un viaje y que aunque nosotros somos los dueños y protagonistas de nuestro destino hay un entorno, un contexto que incide sobre nuestras vidas para bien o para mal. Los seres humanos incidimos sobre el entorno pero él existe fuera e independientemente de nuestra conciencia.

El recorrido por la vida es sinuoso, a veces damos pasos que nos hacen progresar y otras veces retrocedemos, y eso no es ni bueno ni malo, simplemente ningún camino es recto, los obstáculos y desafíos siempre están y estos son los que nos impulsan a continuar, los que nos hacen auto-superarnos.

El coaching nos enseña a analizar de forma objetiva cada una de las situaciones que enfrentamos, mirarlas con ojo crítico, identificando en qué nos equivocamos, entendiendo cómo llegamos a esa situación y que alternativas tenemos para salir de ella.

Sentir que estamos en un callejón sin salida no es malo, lo importante es tener los recursos y la voluntad para saltar ese obstáculo. Uno de los recursos es la planificación, hay que mirar la vida como un proyecto, con objetivos y resultados que esperamos, para los cuales necesitamos un plan de acción. Es el plan el que nos facilita caminar con los pies en la tierra y fracasar lo menos posible.

Culpando a otros por lo que nos ocurre

Las personas tienen la tendencia de culpar a otros por sus errores o cuando las cosas no le salen bien, sin embargo lo primero que necesitan es analizar lo que han hecho, indagar en las causas, identificar las debilidades y las responsabilidades.

Cada una de nuestras acciones necesita ser planificada antes de acometerlas, de modo, que se requiere claridad de los pasos a dar, se necesita saber las personas que están involucradas y sus roles así como los resultados esperados. Trabajar de esta manera nos permite asumir nuestras acciones y por ende sus resultados,  sean estos buenos o malos.

Culpar a otros no nos permite avanzar, porque no cambiamos lo negativo de nuestras acciones, ya que no aceptamos que cometimos errores. Cuando hacemos responsables a otros por nuestros errores no crecemos porque todo está bien, no tenemos nada que cambiar, y eso nos hace estancarnos.

La autosuficiencia, la autocomplacencia, la prepotencia son enemigos del éxito, ya que son barreras del autodesarrollo personal, pues no propician la creatividad, la problematización y el cambio.

¿Crees que el éxito está diseñado para unos pocos?

El éxito no es privativo de unos pocos seres humanos, el éxito no es un estado a alcanzar, es un proceso que se construye en el día a día, con conocimiento, constancia, experimentación y voluntad. Todas las personas potencialmente podemos ser exitosas, hay dos elementos claves que establecen la diferencia entre las personas exitosas y la no exitosas y ellos son los valores y las creencias.

El éxito es lo que nos brinda satisfacción, lo que nos llena, lo que implementas de acuerdo a tu ideal y a tu imagen y semejanza. Cada persona tiene una idea y concepto de éxito y esto es válido, ya que funciona según su mapa.

Hace un tiempo hice un ejercicio en una organización para ayudarle a descubrir a sus trabajadores lo que era para cada uno el éxito. Fue un trabajo bien interesante porque cada uno tenía una visión diferentey eso los ayudó a entender que cada uno tenía un concepto de acuerdo a su necesidad y su estilo. El grupo estaba formado por 8 personas y el éxito para cada uno consistió en:

a). Casarme, tener dos hijos y dedicarme a educarlos para que sean personas de bien.

b). Estudiar en la universidad, tener un trabajo que me permita mantenerme a a mi familia.

c). Construir una casa segura para que mis padres vivan tranquilos.

d). Ser dirigente.

e). Viajar para conocer otras culturas.

f). Tener amigos con quien compartir.

g). Independizarme y tener una familia unida.

h). Escribir un libro

 

Por otra parte la visión del éxito cambia, cuando lo alcanzamos entonces nos proponemos nuevos objetivos que nos traerán nuevos éxitos, la cuestión es trabajar paso a paso con una estrategia definida y objetiva, que se parezca a nosotros y a nuestras circunstancias.

El coaching es esa herramienta que está buscando, es ese apoyo que no ha encontrado, es ese desafío por el que aún no ha apostado y que le va a permitir salir de su zona de confort para acabar con sus miedos, con sus no puedo, con su baja autoestima, con su pesimismo y su falta de fe en un futuro mejor.

En la Academia de Coaching y Capacitación Americana lo esperamos para acompañarlos a que defina su éxito y lo haga realidad.

 

Marilyn Fernandez

 

 

Banner Content

1 Comment

Elena Villatoro September 12, 2018 at 6:30 pm

El coaching nos permite ser la pista de aterrizaje para que nuestros sueños están en tierra, para mi esta experiencia de ser aprendiz de Coach me ha permitido encontrar el rumbo de mi familia, de mi trabajo, de mis emociones, y que mi esfuerzo esté focalizado hacia ese camino, excelente articulo de mi mentora a quien ademas de tenerle mucho cariño mi admiración por su conocimiento y la forma de transmitirlo!
El coaching nos sirve a todos!!!!

Leave a Comment