Tuesday, August 21, 2018
Banner Top
The hollow pedestal is replica watches uk automatically treated by a frosted process, and the splint and the main splint are sandblasted to decorate the laser pattern. Inertial fine-tuning balance Balances the sides of the replica watches balance wheel with a solid cross-sleeve and is uk replica watches equipped with a non-magnetic silicon hairspring. The structure of the movement is replica rolex cleverly designed to ensure reliability, durability and durability. This movement was awarded the Observatory's accreditation by the Swiss Precision Time Test Centre. Its power reserve is up to 70 hours.

 

 

 

Según datos oficiales, cerca de 2.000 menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en un plazo de seis semanas, debido a la política de “tolerancia cero” del presidente de EEUU, Donald Trump, contra la inmigración ilegal, que implica tratar como criminales a los indocumentados que entran al país

Foto de archivo de una de las manifestaciones que se han dado en EEUU en favor de los inmigrantes.
Foto de archivo de una de las manifestaciones que se han dado en EEUU en favor de los inmigrantes. EFE ARCHIVO
GINEBRA.- Unicef denunció hoy la práctica estadounidense de separar niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México y recordó que bajo cualquier circunstancia los menores de edad deben estar siempre junto a sus familias.

 

La directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore, dijo hoy en un comunicado que “parte el corazón ver como niños, algunos de ellos bebés, y que buscaban refugio en Estados Unidos, son separados de sus padres”.

LEA TAMBIÉN: Empleado de un albergue de niños inmigrantes hace duras revelaciones
Según datos oficiales, cerca de 2.000 menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en un plazo de seis semanas, debido a la política de “tolerancia cero” del presidente de EEUU, Donald Trump, contra la inmigración ilegal, que implica tratar como criminales a los indocumentados que entran al país.

“Los niños, sin tener en cuenta de donde vienen o cual es su estatus migratorio son niños antes que nada. Los que no tuvieron otra opción que huir de sus hogares tienen el derecho a ser protegidos, tener acceso a los servicios esenciales y estar con sus familias, como cualquier otro niño”, agregó.

LEA TAMBIÉN: Trump: “EEUU no se convertirá en un campo de inmigrantes”
Foe hizo hincapié en que “la detención y la separación de las familias son experiencias traumáticas que pueden exponer estos niños a explotación y abuso”.

El portavoz de Unicef Christophe Boulierac fue consultado hoy en rueda de prensa si la entidad tiene acceso a los centros donde están detenidos, pero la pregunta no tuvo respuesta.

Tampoco supo decir si la propia Foe o algún otro alto cargo ha solicitado visitar los centros donde están detenidos los niños.

En Estados Unidos es creciente la indignación tras haberse difundido las imágenes de menores inmigrantes alojados en almacenes y, en algunos casos, dentro de recintos divididos a modo de jaulas.

LEA TAMBIÉN: Melania Trump y Laura Bush critican separación de familias migrantes
Además, ha habido denuncias de que las personas que cuidan de los niños en dichos centros no están autorizados a tocar, acariciar o abrazar a estos menores.

El portavoz dijo que “no es aceptable” tener a los menores encerrados y separados de sus progenitores y subrayó “que es terrible no ser capaz de consolar y ayudar a un niño tocándolo, porque los niños necesitan afecto y cariño”.

Boulierac agregó que Unicef no está en la frontera mexicoestadounidense y tampoco supo responder porqué no había una presencia allí, como sí tienen en otros lugares del planeta donde los derechos de los niños están siendo violados o en peligro.

El portavoz se limitó a recordar que Estados Unidos es el único país en el mundo que no ha firmado y ratificado la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Niños, cuyo artículo nueve especifica que los menores no deberían ser separados de sus padres contra su voluntad.

Por su parte, el portavoz de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) Joel Millman aseguró que la entidad que representa tampoco está presente en la frontera con lo cual no pueden monitorear lo que está sucediendo, pero subrayó que ningún inmigrante debería ser detenido y menos los menores de edad.

FUENTE: EFE

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment