Monday, August 20, 2018
Banner Top
The hollow pedestal is replica watches uk automatically treated by a frosted process, and the splint and the main splint are sandblasted to decorate the laser pattern. Inertial fine-tuning balance Balances the sides of the replica watches balance wheel with a solid cross-sleeve and is uk replica watches equipped with a non-magnetic silicon hairspring. The structure of the movement is replica rolex cleverly designed to ensure reliability, durability and durability. This movement was awarded the Observatory's accreditation by the Swiss Precision Time Test Centre. Its power reserve is up to 70 hours.

 

Mi vida está dividida en dos partes, AA (antes de abril) y DA (después de abril). Cuatro años atrás mi vida y la de mi familia se derrumbó por completo. Son cosas de las que uno no habla para no incomodar a los demás. Pero es tiempo de incomodar si con eso vamos a crear conciencia y evitar tragedias similares.

Mi niña estaba recibiendo terapia por lo que pensaba era una condición propia de la adolescencia. Auto lesión le llaman, nunca me percaté porque muchas veces los padres nos envolvemos en el diario trajín y no vemos lo que a todas luces grita por nuestra atención. Mi esposo y yo atendíamos las terapias con la niña. Ėl siempre cordial, modelo de virtudes, con un carisma innato, pilar de la comunidad, voluntario del comité local para víctimas de abuso sexual, predicador y vasto conocedor de la palabra de Dios. Parecía que todo iba bien y mejorando. Ėl me daba tantas muestras de apoyo; “no te preocupes”, “vamos a orar “ me decía. Sábado, 27 de abril, día del baile de graduación de mi niña. Estaba espectacular, parecía una princesa con su vestido hecho a mano por allá en un pueblo del Oriente. La recuerdo alegre, sonriéndole a la cámara, llena de vida. Lo ultimo que ví de mi niña fué su cabello ondeando al viento y sus tacones dorados mientras corría con sus amigas. Como es costumbre en el Norte para esos eventos se quedó a pasar la noche en casa de su amiga. Domingo, 28 de abril, soleado, cosa rara en el medio oeste para esa temporada. La casa olía a barbacoa recién hecha, mi comida favorita. Se me hizo la boca agua pensando en la deliciosa carne.

Dos de la tarde… Escuché una vez que nada bueno pasa después de las dos. Cierto. No me gustan las dos de la mañana, siempre me da miedo a esa hora. Aquel fatídico día cuando mi vida se derrumbó el reloj marcaba las dos de la tarde y por lo que aconteció, bien pudo ser de madrugada. El teléfono sonó,tu cara palidecio cuando escuchaste el nombre de la terapista. Mi presencia era requerida de inmediato en su oficina pues había una situación con mi niña. Le digo “ aviso a mi esposo y salimos inmediatamente”. “Ėl no puede venir “, dijo la doctora. Todo daba vueltas a mi alrededor, me quedé sin aire y ahí en ese preciso instante sin que me dijeran,sin que tú me dijeras, supe toda la verdad. Salí a toda carrera. La doctora me informó que mi niña trató de quitarse la vida esa madrugada cuando no pudo más con los recuerdos de años de abuso sexual. Mi corazón se partió en mil pedazos, como cristales rotos. Escuché un grito desesperado a lo lejos y me percaté de que era yo. Tirada en el suelo , lloraba, gritaba, maldecía y gemía.

¿Cómo pudiste dañarla? Era sólo una niña y tú el único padre que ella conoció. Dos de la tarde, el mundo se detuvo para mí. Cuatro años han pasado y siguen sin gustarme las dos de la tarde o de la mañana. Y cuando el reloj marca la fatídica hora elevo una oración por mi niña , a lo mejor algún día Dios te perdone. Yo todavía no puedo.

Si usted sospecha o conoce de algún caso de abuso infantil favor de comunicarse al :
1-800-4-A-CHILD / 1-800-422-4453
Todas las llamadas son estrictamente confidenciales.

Conoce a Marisha Rotger y Su Historia

Banner Content

6 Comments

Daniela paredes May 2, 2018 at 9:03 pm

No tengo palabras..,😭😭🙁😞

Leyliandzy May 2, 2018 at 9:54 pm

Botamos el amargo para sanar. Te amo mucho.

Ana Liz May 2, 2018 at 10:43 pm

No hay palabras que consuelen a una víctima de abuso…creo que no existen razones que puedan tan siquiera ofrecer entendimiento a hechos tan viles… Pero existe el amor, el amor de una madre…existe el estar presente ya haya que llorar, que gritar, que reír… Yo creo que esa es la medicina… El abuso, el abuso es un acto tan atroz y es aún mas desconcertante cuando violan la confianza que has brindado; que es incluso inimaginable el tan siquiera pensar en perdonar… Yo lo comprendo, que dolor tan desgarrador, que impotencia… Pero el no perdonar no ayuda al corazón y el corazón necesita sanar una grave herida. ❤ Perdonar no significa aceptar tanta crueldad. Mi oración para ustedes.

richard May 2, 2018 at 11:06 pm

Tan interesante como escalofriante tu relato. Se dice que hay un lugar especial en el infierno para los que cometen esos abusos.

luigi May 2, 2018 at 11:10 pm

hug sis…

Diana May 3, 2018 at 12:02 am

😭 No hay palabras para consolar un dolor tan extremo, solo puedo ofrecerte oraciones porque en El encontradas tu paz ❤️

Leave a Comment